Santurtzi Iberdrola

Historia

Patrocinadores del club
  • Iberdrola
  • Kosta Santurtzi
  • Ayuntamiento de Santurtzi
  • Acces World
  • Bizkaialde
  • Bizkaia Diputazioa
  • Transportes y Grúas Aguado

En los años sesenta un grupo de santurzanos enraizados en las vivencias de sus mayores, amantes de las tradiciones y costumbres de su pueblo, tuvieron la idea de crear un Club de Remo que denominaron “ITSASO´KO AMA” en honor de la Virgen del Mar, patrona del barrio de pescadores de Mamariga, que se venera en la iglesia-ermita de dicho barrio.

No fue dificultosa su creación, porque entonces prevalecían las cosas hechas con la sencillez y el amor a unas sensibilidades muy sentidas y arraigadas en el corazón de sus progenitores. Por ello el nacimiento del club tuvo un “parto” feliz y su “niñez” fue desarrollándose con total normalidad hasta cristalizar y echar raíces profundas en el sentimiento del pueblo de Santurtzi que lo ha asumido como cosa consustancial propia.

Sin embargo los primeros años, pese a ese desarrollo normal, no fueron fáciles y supuso un continuo trabajo y sacrificios constantes que hubo que salvar y superar hasta lograr su total consolidación. Hay que tener en cuenta que, la antorcha de las tradiciones de nuestro pueblo, estaban a punto de morir y perderse en el olvido merced a los cambios de los tiempos que empezábamos a vivir bajo el impulso de la transformación industrial.

Por eso debemos un reconocimiento profundo, leal y sentido a los hombres que gestaron el club, cuyos nombres tienen el honor y privilegio de aparecer en el acta fundacional y primera del club de Remo Itsaso´ko Ama. Ha transcurrido mucho tiempo desde entonces y la dilatada y amplia historia de nuestro club ha deparado a nuestro pueblo de Santurtzi muchos éxitos y logros deportivos.

De este club han salido grandes campeones: de Europa, del Mundo, Olímpicos, amén de un sinfín de remeros que han nutrido a las selecciones de Euskadi y de España en sus compromisos internacionales. Ellos han logrado muchos triunfos para este club, cristalizados en las banderas, trofeos, medallas y distinciones sin fin que jalonan y se guardan en las vitrinas de la sala de trofeos de nuestro Club, como preciado tesoro de valor incalculable.