Ondarroa Cikautxo

Historia

Patrocinadores del club
  • Cikautxo
  • Itsaskorda
  • Bizkaialde
  • Bodegas Heras Cordón
  • Ayuntamiento de Ondarroa
  • Diputación de Bizkaia
  • Seguros Bilbao
  • Infisport

No podría entenderse la historia de Ondarroa sin que se mencionase lo que ha supuesto en la vida cotidiana de nuestros mayores la práctica de este deporte, ya que Ondarroa, como todo pueblo marinero y pescador, tuvo épocas en que su deporte consistía en la pelota y el remo. Pero ciñámonos a fechas concretas de Ondarroa, cuya constancia escrita es fácil de cotejar:

Año 1865. La primera bandera de regatas que se conserva en el País Vasco, se halla en Ondarroa. Es clara su inscripción: Regata de Bilbao celebrada el 31 de Agosoto de 1865 - Único Premio de Honor. Esta Bandera se conserva, en muy buen estado por cierto, en la Cofradía de Pescadores de Ondarroa.

Año 1888. Desafío entre Pasaia y Ondarroa. Se conviene el recorrido comprendido entre Getaria y San Sebastián. La regata tiene una duración de 84 minutos y gana Ondarroa con 15 segundos de diferencia. Dos años más tarde, en el Desafío entre Donostia y Ondarroa. Dicen que Ondarroa ardía en ganas de celebrar la regata y se volcó ciegamente en las apuestas. Debido al tiempo verdaderamente infernal, no pudo celebrarse la regata hasta el día 2 de diciembre. Ondarroa perdió y fue un desastre para nuestra villa. Ondarroa no quiso asumir la derrota como limpia y ha sido esta regata la más jaleada para herir el amor propio de los ondarruarras.

Año 1902. En las Regatas Reales celebradas en Bilbao, se presentan dos traineras ondarruarras, quedando en primer y segundo lugar. De esta regata se conservan tanto la bandera como fotografías de ambas tripulaciones. Ya en 1926 se abre un largo paréntesis, hasta que el año 1973 el Club de Remo Ondarroa inicia una nueva andadura que de momento ha cubierto sus primeros 43 años de historia. Durante estos 43 años, el Club de Remo Ondarroa centra sus esfuerzos, no sólo en el ámbito competitivo, sino también en la realización de una labor social que nos lleva a centrar gran parte de nuestros esfuerzos en el fomento y desarrollo del deporte del remo entre la juventud de nuestro pueblo. Esta labor social nos ha llevado a colaborar con los distintos centros educativos de la localidad para que en su programación de la asignatura de Educación Física puedan incluir un apartado dedicado al conocimiento tanto técnico como teórico del remo.

En el año 1988, el Club de Remo Ondarroa puede contar por fin con un pabellón municipal de remo que posibilita llevar a cabo en buenas condiciones la preparación necesaria para la práctica del remo, así como la buena conservación del material deportivo del Club, algo que hasta entonces no era posible. El hecho de contar con este nuevo pabellón, hace que el número de jóvenes que decide acercarse a nuestras instalaciones vaya creciendo y que ello se traduzca en un número mayor de remeros, que sin duda ha hecho que el nivel competitivo del Club haya subido significativamente.

A pesar de estas victorias durante varios años, en 1998 el club se ve obligado a colgar la trainera debido a la escasez de remeros, eso llevó a que algunos remeros que seguían compitiesen con otros clubs durante ese año. En el año 1999 se retoma la andadura en la Liga Vasca. Estos años en los que los remeros ondaruarras demuestran su valía y pundonor, hacen que equipos con mayores recursos económicos empiecen a fijarse en nuestros remeros, lo cual lleva durante varios años a perder algunos de los mejores remeros. Aún así, el club no desiste y durante varios años sigue trabajando duro siendo fiel a sus valores de club. Logrando victorias muy sonadas contra adversarios muy potentes, pudiendo destacar la Villa de Bilbao de 2001, la bandera de Portugalete en el año 2001 así como el año siguiente, o la memorable victoria en aguas castreñas en el año 2001.

En el año 2009 se da un punto de inflexión en la trayectoria deportiva del club. El equipo senior desciende de categoría, pasando a formar parte de la liga ARC2, este hecho genera una reflexión interna en el club, de la cual nace un nuevo proyecto deportivo el cual persigue iniciar otra vez una andadura exitosa. Para ello, los jóvenes que en los años anteriores habían cosechado grandes logros en los campeonatos estatales de batel y trainerilla pasan a formar el núcleo del equipo senior. Tras un primer año de aprendizaje, el año 2011 el equipo consigue el tan deseado ascenso, logrando ese año 4 victorias.

En el año 2012, el equipo inicia una andadura al alza el cual le lleva a escalar posiciones año a año, siendo 9º en 2012, 6º en 2013, 4º en 2014 y 3º en 2015. Estos años en los que la trainera se codea con los mejores de la liga, se roza la victoria en varias regatas pero la primera victoria no llega hasta el año 2016. En el 2016 se da un año histórico para el club, dado que se proclama campeón de la liga ARC-1 consiguiendo la bandera en 13 de las 15 regatas. El equipo culmina un año glorioso consiguiendo el ascenso en los playoff de ascenso, en el que se ganan las dos jornadas.

En la actualidad el club tiene más de 80 remeros y remeras en las distintas categorías. Este es sin duda el capital más valioso que disponemos. Con esta base, es objetivo primordial del club, el tomar parte en el mayor número posible de regatas, tanto de bateles, como de trainerillas y traineras, para de este modo ir forjando a las jóvenes incorporaciones, así como para dar mayor realce publicitario posible a las firmas comerciales que nos patrocinen en las próximas temporadas. Queremos hacer mención especial también la labor que durante años el club ha realizado en el remo femenino, años en los cuales los éxitos en campeonatos de bateles han sido numerosos, y que en la actualidad además de seguir teniendo equipo femenino en todas las categorías, el club sigue esforzándose para poder tener en un futuro cercano una trainera femenina.

Ahora, con nuestra 'Antiguako Ama' en la ACT, esperamos seguir muchos años escribiendo la exitosa y larga historia de este nuestro club.